Cómo limpiar cestas de mimbre

Las cestas de mimbre son estéticamente agradables, fáciles de conseguir y no cuestan una fortuna. ¡También son súper útiles! Se pueden usar para guardar ropa sucia, juguetes, troncos, zapatos, picnics y artículos de tocador, ¡solo por nombrar algunas cosas! Por eso, como habrás adivinado, son un elemento básico en la mayoría de los hogares. Sólo hay un pequeño inconveniente con estos artículos estructurados tejidos: ¡son un refugio para el polvo, la pelusa y la basura en general! Descubre hoy, Cómo limpiar cestas de mimbre

¡Por suerte para ti, eliminar esta suciedad es muy fácil y puedes usar aparatos que ya tienes en casa para mantener las cestas! Siga la guía de limpieza a continuación para revivir sus cestas de mimbre.

Cómo limpiar cestas de mimbre
Cómo limpiar cestas de mimbre

Cosas que debe saber antes de limpiar cestas de mimbre

  • No satures demasiado ni sumerjas la canasta de mimbre en agua porque esto dañará el material.
  • No utilice productos químicos agresivos (incluida la lejía), ya que pueden dañar y debilitar la estructura de la cesta tejida y decolorar el mimbre.
  • Limpia las cestas con cuidado. Los movimientos bruscos de fregado pueden quitar las capas protectoras de las cestas de mimbre y, si eres demasiado brusco, también puedes romper las cestas.
  • Asegúrese de que las cestas estén secas antes de volver a usarlas.
  • No utilices secadora, radiador o secador de pelo para acelerar el proceso de secado porque esto puede dañar seriamente las cestas de mimbre.
  • No empaques las cestas de mimbre en espacios reducidos ni las llenes con demasiados artículos. Las cestas deben estar en un área donde haya un buen flujo de aire y cargadas con una cantidad adecuada de cosas, ¡pero no demasiado llenas!
  • Agregue la ‘Limpieza de cestas de mimbre’ a sus programas de limpieza habituales para recordar limpiar las soluciones de almacenamiento tejidas. Al hacer esto, podrás mantener a raya el polvo y la suciedad.

Nota: Debes desempolvar tus cestas de mimbre al menos una vez al mes (si no antes). Debes limpiar profundamente tus cestas cada tres meses (pero puedes hacerlo antes si es necesario).

Ten en cuenta que las cestas que entran en contacto con los alimentos deben limpiarse después de cada uso (cestas de picnic, por ejemplo).

Cómo limpiar cestas de mimbre paso a paso

Utensilios que necesitarás:

  • Líquido lavavajillas suave
  • Agua
  • Paños de microfibra
  • Recipiente/plato
  • Aspiradora con cepillo
  • Pincel (opcional)
  • cepillo de dientes suave
  • Lavadora (opcional)
  • Detergente (opcional)

Pasos a seguir:

  1. Vacía todo lo que hay en la cesta de mimbre.
  2. Retire el forro de la canasta de mimbre y lávela por separado (consulte la etiqueta de cuidado en el forro para saber cómo lavarla).
  3. Coge un paño de microfibra y desempolva el interior y el exterior de la cesta de mimbre.
  4. Se puede utilizar un pincel o un cepillo de dientes suave para eliminar la suciedad endurecida de los lugares difíciles de alcanzar. Quita la suciedad con cuidado. No golpees el cepillo contra los tejidos.
  5. Pasa la aspiradora por la cesta con el cepillo para eliminar más suciedad y polvo.
  6. Llene un recipiente/plato con agua tibia y agréguele una o dos gotas de lavavajillas.
  7. Sumerge un paño de microfibra en agua con jabón.
  8. Exprime el paño.
  9. Limpia toda la canasta de mimbre con un paño húmedo y jabón. Métete en el tejido de la canasta para limpiarla adecuadamente.
  10. Repita el paso 9 hasta que haya limpiado toda la canasta. Algunas zonas pueden estar más sucias que otras, así que preste más atención a estas zonas.
  11. Deje que la canasta de mimbre se seque al aire libre.

Consejo: ¡Cuidado con los trozos de mimbre sueltos! Si te atrapas la mano con una parte de mimbre dañada, te puede doler mucho.

Cómo quitar el moho de una cesta de mimbre

Si las cestas de mimbre se dejan en áreas húmedas y llenas de humedad, el moho se abrirá paso a través de la estructura tejida. Para quitar el molde, siga la guía a continuación.

Pasos a seguir:

  1. Mezcle una parte de vinagre blanco destilado y cuatro partes de agua tibia en un plato/tazón. No utilices productos químicos agresivos para tratar el moho porque afectarán la estructura de la cesta de mimbre, debilitándola y decolorándola.
  2. Sumerge un paño de microfibra en la mezcla.
  3. Exprime el paño.
  4. Frote suavemente las zonas con moho con el paño.
  5. Repita los pasos 2 a 4 hasta que desaparezca el moho
  6. Enjuague las áreas tratadas con un segundo paño húmedo.
  7. Limpia la cesta de mimbre con un tercer paño de microfibra seco.
  8. Deja que la cesta de mimbre se ventile y luego podrás utilizarla.

Previniendo el moho

Para evitar que el moho regrese, primero debes descubrir por qué tienes el problema.

Considera lo siguiente:

  • ¿Se ha dejado la cesta en un lugar húmedo (baño/condensación en una ventana, por ejemplo)? Si es así, muévelo a otro lugar que esté seco y menos húmedo. ¡Debes retirar tus cestas de mimbre de las áreas húmedas y llenas de humedad para evitar que aparezca moho y arruine tus cestas en el proceso!
  • ¿Está guardando artículos mojados en la canasta? Si es así, no coloque la ropa ni los productos mojados en la cesta. Déjelos secar en su lugar. Puedes guardar cada pieza en la cesta de mimbre cuando esté seca.

Una vez que haya descubierto qué podría estar causando el problema, ¡puede implementar medidas para solucionarlo!

Cómo limpiar cestas de mimbre viejas

Si tienes una canasta de mimbre vieja en casa, puedes limpiarla siguiendo los pasos anteriores.

Pero debes usar un limpiador muy suave, muy poca agua y un cepillo de dientes extra suave para quitar la suciedad de las zonas más pequeñas porque el material es mucho más viejo y delicado.

Además, deberá tratar las zonas de moho para que no vuelvan a aparecer. Nuevamente, puedes seguir los pasos anteriores.

También deberás arreglar la canasta si está rota. ¡Puedes intentarlo tú mismo o pedir ayuda a un profesional!

Si compraste tu canasta de mimbre en una tienda de segunda mano (tienda benéfica o vintage), debes limpiarla siguiendo los procesos mencionados anteriormente.

Debes eliminar todos los gérmenes, moho y olores que recubren la canasta para que sea seguro para ti y tu familia usarla (¡esto es especialmente cierto si compraste una canasta de mimbre para picnic!).

Cómo mantener las cestas de mimbre

Las cestas de mimbre pueden durar mucho tiempo si se cuidan adecuadamente. Tome nota de los puntos siguientes:

  • No guarde sus cestas de mimbre cerca o expuestas al calor o la luz solar directa. Esto hace que el mimbre se vuelva quebradizo y más susceptible a sufrir daños.
  • No seas brusco al limpiar las cestas. Si limpia demasiado fuerte, puede quitar las capas protectoras de las cestas.
  • No llenes demasiado las cestas, ya que esto puede ejercer una presión innecesaria sobre las asas tejidas y la estructura general.
  • Mantenga las cestas de mimbre alejadas de áreas húmedas, ya que esto puede fomentar el crecimiento de moho.
  • Cuando no esté en uso, coloque las cestas de mimbre en bolsas para el polvo para mantenerlas seguras. Luego se pueden almacenar.
  • Cepille y aspire las cestas de mimbre con regularidad para quitarles el polvo.
  • Utilice crema para cuero para tratar y mantener las zonas de cuero de sus cestas de mimbre (correas de cuero, por ejemplo). Intente tratar las secciones de cuero todos los meses para mantener el cuero fresco y en buenas condiciones.
  • No vierta/coloque líquidos directamente en las cestas en caso de que se filtren. Asegúrese de que las tapas estén enroscadas, use recipientes herméticos para guardar los productos o coloque los artículos en bolsas/bandejas sellables primero.
  • Evite poner lociones/aceites corporales y cremas de manos en las cestas, ya que esto puede afectar el material.
  • Si sus cestas cuelgan de una pared, asegúrese de que estén montadas y apoyadas correctamente. Si no cuelgas las cestas correctamente, ejercerás presión sobre las asas. Como consecuencia, simplemente se romperán.
  • Rota tus cestas si tienes muchas en casa. Al mover cada canasta, cada una queda expuesta a diferentes tipos de aire y humedad en la casa.
  • No apoyes objetos pesados ​​encima de las cestas de mimbre porque perderán su estructura.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Cómo saber si es necesario reemplazar una canasta de mimbre?

Algunas señales reveladoras de que es necesario reemplazar su canasta de mimbre son:

  • El daño a su cesta de mimbre es tan importante que el trabajo de reparación que realice tendrá poco efecto sobre él.
  • Las grietas grandes y los pedazos rasgados son una buena señal de que la canasta está a punto de salir.
  • La cesta se está deformando demasiado y no puede funcionar eficazmente.
  • El mimbre está suelto en muchos lugares.
  • Las asas han sido arrancadas.
  • Los hilos sueltos de mimbre son un peligro y no importa cuánto intentes solucionar el problema, el problema vuelve a aparecer.
  • La cesta de mimbre ha cambiado de color.

A continuación, y además de Cómo limpiar cestas de mimbre, puedes ver más temas relacionados de solucionatuspreguntas.com relacionado con este artículo: