Cómo espesar la salsa de los espagueti

¿Eres un gran fanático de los espaguetis y la salsa fina te decepcionará? Si es así, debe saber cómo espesar la salsa de los espagueti. Todo el mundo sabe que no hay nada más maravilloso que una comida casera.

Un plato de espagueti delicioso y hogareño es sin duda una comida abundante que complacerá a su estómago. Lo delicioso de los espaguetis es sin duda la salsa, y es verdaderamente el alma de todo el plato.

Aunque sus ingredientes están disponibles y el proceso de cocción es fácil, hacer una deliciosa salsa para espaguetis sigue siendo un gran desafío, ya que la consistencia espesa y pastosa característica es difícil de lograr.

En esta publicación, te presentaré todas las soluciones definitivas para salvar una salsa de espagueti acuosa mientras se mantienen sus deliciosos sabores. Con suerte, puede obtener más información útil para dominar este elegante plato italiano.

Cómo espesar la salsa de los espagueti
Cómo espesar la salsa de los espagueti

Contenidos de la página

¿Cómo saber si la salsa de espagueti está acuosa? 

Una salsa de espagueti es un aderezo especial para espaguetis, que está hecho de salsa de tomate, carne molida y otros condimentos. Puede haber cientos de recetas de salsa de espagueti que fascinan a los amantes de los espaguetis en todo el mundo, y son ligeramente diferentes.

No existe un criterio verdadero para el grosor de la salsa de espagueti porque está hecha de varios ingredientes con diferentes texturas. Además, la gente ajusta la salsa a su gusto, y algunos pueden preferir versiones más delgadas, mientras que otros disfrutan del grosor.

Y también depende del tipo de salsa de espagueti. Por ejemplo, la salsa Marinara siempre es un poco más fina que otras salsas para espaguetis.

Preste atención a su consistencia. Cuando incline la cacerola, debe moverse lentamente. Cuando revuelva, debe sentir una ligera resistencia y pesadez. Si queda demasiado suave y líquida, puede estar seguro de que es necesario ajustar la salsa.

Dicho esto, a continuación se muestra una recopilación de métodos comunes que funcionan eficazmente para espesar la salsa de espagueti.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Cómo espesar la salsa de espagueti?

Le proporcionaré varios métodos que encuentro efectivos para espesar la salsa de espagueti en esta sección. Leamos y probémoslos para guardar tu salsa de espagueti.

Método # 1: Reducirlo hirviendo a fuego lento

Cocer a fuego lento una salsa de espagueti aguada es esencialmente el primer paso que debe tomar antes de pensar en otros métodos de espesamiento.

Si bien se necesita más tiempo para lograr el grosor deseado, se asegura de que los sabores se mantengan bien, especialmente cuando ha seguido una receta estricta y no desea comprometer el sabor con ningún complemento.

Requiere bastante tiempo y atención constante, por lo que si no tienes prisa, vale la pena intentarlo.

Qué necesita:

  • La salsa de espagueti
  • Una cacerola o una olla de barro
  • Una cuchara

Instrucciones:

Paso 1 : Deja la salsa en la cacerola. Cocinarlo sin tapa permitirá que el agua se evapore más rápido.

Paso 2 : Encienda a fuego lento para que hierva a fuego lento con la superficie burbujeando.

Paso 3 : Use la cuchara para revolver la salsa con frecuencia para evitar que la parte sólida se pegue y se queme en el fondo.

Paso 4 : Deje que se reduzca hasta que espese significativamente (generalmente de 25 a 30 minutos o más)

No hay una cantidad exacta de tiempo para este método de espesar la salsa. Por lo general, una buena cocción a fuego lento de 30 minutos le dará una buena salsa espesa con un sabor fresco. Un tiempo de cocción más prolongado resaltará los sabores más ricos de los ingredientes.

Método n. ° 2: añadir agentes espesantes

Agregar agentes espesantes es siempre un método confiable para aquellos que no quieren esperar. Es fácil de realizar y aporta resultados inmediatos.

Sin embargo, agregar cualquier cosa que no esté incluida en la receta conlleva el riesgo de comprometer los sabores de la salsa y no es favorable para aquellos que están bajo un estricto control de la ingesta diaria de calorías. Por lo tanto, también incluyo información nutricional para cualquier ingrediente agregado a continuación.

Espesar salsa para espaguetis con maicena

La maicena es sin duda el agente espesante más común cuando se trata de salsa espesante. Su sabor neutro no se atreve a comprometer el sabor y puede esperar un buen resultado espesante.

Si su salsa está un poco aguada, una pequeña cantidad de almidón será el salvador perfecto.

Una cucharada (8 gramos) de maicena contiene:

  • 29,3 calorías
  • 0 gramo de proteínas
  • 7 gramos de carbohidratos
  • 0 gramo de grasa
  • 0,1 gramo de fibras dietéticas

Qué va a necesitar: 

  • Una o dos cucharadas de maicena (dependiendo del líquido que tenga la salsa, debe ser una cucharada de maicena por una taza de líquido)
  • Un cuarto de taza de agua fría limpia
  • Un tazón
  • Un batidor
  • Una cuchara

Instrucciones:

Paso 1 : agregue maicena y agua fría al tazón

Paso 2 : Usa el batidor y bate la mezcla a fondo hasta que los ingredientes estén completamente combinados y la mezcla esté suave.

Paso 3 : agregue la mezcla a la salsa mientras hierve a fuego lento

Paso 4 : Use una cuchara para revolver la salsa lentamente para permitir que la maicena se incorpore completamente a la salsa. Continúe haciéndolo hasta lograr la consistencia espesa deseada.

Además de la mezcla de maicena, puedes agregar un roux (una mezcla de maicena o harina y mantequilla), que es una forma tradicional de espesar cualquier salsa.

Un consejo es que, sea cual sea el producto seco, no debes agregarlo directamente en una salsa de espagueti hirviendo. No se puede disolver por mucho que lo revuelva y lo bata.

Si bien es una forma bastante segura y rápida de espesar la salsa, también debe tener cuidado de no agregar demasiada maicena porque puede enfatizar el sabor del maíz y destruir la textura de la salsa.

Agregar puré de papas

Si te quedas sin almidón de maíz, considera el puré de papas. Es un maravilloso sustituto de la maicena porque las patatas también contienen un alto contenido de almidón. Es un método menos conocido, pero el resultado no es menos eficiente.

Además, las papas producen una interesante mejora en el sabor de la salsa, con un ligero sabor a dulzor y una sensación en boca muy abundante, a la vez que prometen lograr el objetivo deseado.

Con un buen machacador de patatas , puede hacer un puré de papas finamente triturado con una textura suave con el mínimo esfuerzo. O puede hacerlo con un tenedor, pero eso requiere algo de fuerza muscular.

Para información nutricional, 100 gramos de papas blancas contienen:

  • 92 calorías
  • 21 gramos de carbohidratos
  • 2,3 gramos de fibra dietética
  • 2,3 g de proteína
  • 17% del valor diario de vitamina C

Qué necesita preparar:

  • Una o dos patatas
  • Mantequilla o leche
  • Un pelador
  • Agua caliente
  • Un tenedor
  • Un cucharón

Instrucciones:

Paso 1: Limpiar y pelar las patatas. Para las papas pequeñas, es posible que no necesite pelarlas. Los más grandes necesitan pelarse para obtener un mejor puré y una textura más suave.

Paso 2: Usa el tenedor para darle un buen macerado. Agrega mantequilla o leche para que sea más fácil y suavizar la textura.

Paso 3: agregue una parte de puré de papas a la salsa de espagueti hirviendo. Usa el cucharón para revolver y mézclalo con la salsa.

Agregar agua de pasta

Agregar agua a la pasta no solo es un método útil para diluir una salsa demasiado espesa, sino que también se puede usar para arreglar una que gotea. Puede parecer un mito de la cocina, pero en realidad funciona, y esta es la razón.

El agua de la pasta siempre contiene una cierta cantidad de almidón que se desprende de la propia pasta. Si usa una cantidad muy pequeña de agua para blanquear una gran cantidad de espaguetis, entonces el agua se volverá muy almidonada y se puede usar para espesar la salsa.

El agua de pasta no solo crea una salsa concentrada deliciosa, sino que también aumenta sus sabores; ¡Definitivamente vale la pena intentarlo!

Qué preparar:

  • Una taza de agua de pasta con almidón
  • Una cuchara

Instrucciones:

Paso 1: agregue media taza de agua de pasta a la salsa hirviendo

Paso 2 : Use la cuchara para mezclar el agua con almidón en la salsa hasta que esté bien combinada

Paso 3 : Déjalo cocer a fuego lento hasta que el agua residual se evapore y salga el grosor deseado.

Por lo tanto, si desea preparar este tipo de agua de pasta a mano, no la tire después de blanquearla por primera vez. Guárdelo en el refrigerador para su próximo uso (¡con extremas precauciones higiénicas, por supuesto!)

Método n. ° 3: Añada más verduras 

Agregar vegetales e ingredientes de origen vegetal también es una buena manera de espesar una salsa de espagueti, además de que aporta grandes beneficios a la salud.

Agregar pasta de tomate

La pasta de tomate también es un salvavidas para una salsa de espagueti líquida y fina. Ya tiene una hermosa consistencia, por lo que se le puede garantizar el grosor que desee y los resultados inmediatos. Además, agregar pasta de tomate a la salsa puede intensificar los sabores de los tomates.

Una cucharada de pasta de tomate (16,61 gramos) contiene:

  • 13 calorías
  • 0.016 g de grasa saturada
  • 3,03 g de carbohidratos
  • 0,7 g de fibra dietética
  • 0,69 g de proteínas
  • 16 mg de sodio
  • 3,5 mg de vitamina C

Qué preparar:

  • Una o dos cucharadas de pasta de tomate.
  • Una cuchara o un cucharón

Instrucciones:

Paso 1 : agregue la pasta de tomate a la salsa de espagueti hirviendo

Paso 2: Usa la cuchara o el cucharón para revolverlo. Deje que se incorpore completamente a la salsa.

Sin embargo, debe tener en cuenta que si agrega demasiado, la acidez a la pasta de tomate puede causar una acidez abrumadora. Para corregir el sabor agrio, puede agregar queso, leche o mantequilla para aliviar la acidez.

A veces, la salsa termina con un abrumador sabor a tomate, que domina todos los demás sabores. En este caso, consulte su receta original de salsa de espagueti y agregue algunos condimentos a la salsa para recuperar el equilibrio.

Si desea instrucciones detalladas y pruebas con resultados, puede ver el siguiente video. Muestra una comparación entre 4 métodos: pasta de tomate, queso, maicena y hervir a fuego lento.

Cómo espesar la salsa de espagueti

Use verduras

Aparentemente, es la forma más sana y definitiva de promover un hábito de alimentación saludable y bajo en carbohidratos. La característica a destacar es la frescura y las vitaminas, y permite la diversidad en su comida. También es una idea inteligente si desea alentar a los quisquillosos a comer a consumir más verduras.

Qué preparar:

  • Cualquier tipo de verdura de tu preferencia
  • Un cuchillo
  • Un cucharón

Instrucciones:

Paso 1 : Limpia la verdura y córtala en trozos pequeños del tamaño de un bocado.

Paso 2 : Cocine la salsa a fuego lento y déjela hervir a fuego lento.

Paso 3 : Agrega la verdura picada y deja que se cocine bien.

Paso 4 : Revuelva la salsa de vez en cuando. Déjelo cocer por un tiempo para que espese.

El tipo de verdura y la cantidad que agregue a la salsa afectarán directamente su sabor. Las zanahorias agregan más dulzura, mientras que la cebolla y el apio pueden cambiar significativamente el sabor si se agregan demasiado.

Si prefiere una textura de salsa suave y aterciopelada, puede usar una licuadora de mano para hacer puré las verduras escalfadas.

Método n. ° 4: ir a los lácteos 

El uso de productos lácteos en la salsa para pasta no es familiar para los amantes de la comida italiana. Además de enriquecer los sabores, también se utilizan ampliamente para espesar la salsa de espagueti. El sabor cremoso y rico es tan maravilloso que hace que incluso los conocedores de alimentos más duros se sientan halagados.

Agregar crema espesa

La textura espesa de la crema espesa es perfecta para espesar en cualquier salsa. También es un ingrediente común en las recetas de salsa a base de crema, así que no tema probarlo.

La crema espesa agrega más profundidad a los sabores de la salsa. Su riqueza también complementa perfectamente la acidez de la salsa de espagueti. Además, puede ayudar a disminuir el picante, en caso de que haya vertido por error un exceso de chiles o pimienta en polvo.

Como producto lácteo, la crema espesa puede ser muy rica en energía. Por lo tanto, si se excede, debe estar preparado para tener la barriga llena todo el día (o el estómago hinchado).

Una onza líquida (30 gramos) de crema espesa contiene:

  • 101 calorías
  • 0,4 g de grasas trans
  • 34 mg de colesterol
  • 0,8 g de carbohidratos
  • 0,9 g de azúcar
  • 0,8 g de proteínas
  • 1,5% del valor diario de calcio

Qué preparar:

  • Una taza pequeña de crema espesa: para ajustarla a su gusto, primero debe probar una pequeña cantidad, en caso de que el sabor se vuelva demasiado rico para manejar.
  • Una cuchara / cucharón

Instrucciones:

Paso 1: agregue media taza de crema espesa a la salsa hirviendo

Paso 2: Mézclalo con la salsa con una cuchara. Mientras tanto, mantén tu mente fija en la temperatura. El sobrecalentamiento de la crema espesa puede romper su textura y hacer que se cuaje.

Paso 3 : agregue la otra media taza si es necesario

La textura aterciopelada y los sabores cremosos seguramente te harán la boca agua. Definitivamente vale la pena su esfuerzo.

Añada queso

Agregar queso a una salsa debe ser una idea fascinante para los amantes del queso. Incluso si no eres fanático del queso, este método definitivamente será una opción. Puede sustituir la receta original después de un solo bocado.

Este método no solo crea una consistencia espesa, sino que también aporta una nota llamativa de salinidad y riqueza a la salsa, así que asegúrese de no exagerar (aunque es probable que la mayoría lo haga. ¿A quién no le encanta el queso?)

En promedio, 1 rebanada de queso (28 gramos) contiene:

  • 113 calorías
  • 5.3 g de grasa saturada
  • 0,3 g de grasas trans
  • 6,4 g de proteínas
  • 183 mg de sodio
  • 28 mg de colesterol
  • 15% del valor diario de calcio

Qué preparar:

  • Un bloque de queso a tu elección
  • Un rallador
  • Una cuchara

Instrucciones:

Paso 1 : Ralle el queso directamente sobre la salsa hirviendo. En caso de que no tenga ningún rallador a mano, debe triturar el queso o partirlo en trozos más pequeños. Permitirá que el queso se derrita más rápido.

Paso 2 : espera a que el queso se derrita significativamente

Paso 3 : Use una cuchara para revolver y mezclar el queso en la salsa.

Algunos quesos comunes como el queso parmesano o el cheddar contienen una gran cantidad de sodio, por lo que si prefiere una versión baja en sodio, puede probar la mozzarella suiza o fresca.

Método # 5: ¡Más proteínas, más energía!

Aquí hay otro método eficaz para espesar la salsa de espagueti. Es simple de llevar a cabo, agrega sabor y apariencia al plato, y le da a los comensales un impulso de energía.

Agregar carne

La carne también es un ingrediente importante en la salsa de espagueti, por lo que agregar un poco para espesar la textura también resulta ser un método eficaz.

La carne puede intensificar el sabor de la salsa con un impulso de umami nidad y proporciona una buena fuente de proteínas.

Primero debe procesar la carne cortándola en trozos pequeños o en cubos para que se cocinen e incorporen a la salsa más rápidamente. La forma más conveniente es molerlo con una buena picadora de carne

En promedio, 1/2 taza de carne molida contiene:

  • 287 calorías
  • 8.669 g de grasa saturada
  • 0 g de grasas trans
  • 19,4 g de proteínas
  • 0 g de carbohidratos
  • 80 mg de colesterol

Qué preparar:

  • Una taza de carne molida
  • Aceite de oliva, cebolla
  • Una sartén
  • Un cucharón / cuchara

Instrucciones:

Paso 1: Vierta un poco de aceite de oliva en la sartén y deje que se caliente un poco.

Paso 2 : Cargue la carne molida en la sartén y saltee

Paso 3 : agregue la carne cocida a la salsa

Paso 4 : Deja que se cocine un rato. Debes dejar un tiempo suficiente para que la carne se ablande y se derrita en la salsa.

Agregar una yema de huevo

Si está familiarizado con las recetas de carbonara, encontrará que agregar yema de huevo a la salsa de espagueti no es una idea extraña en absoluto. La yema de huevo es mucilaginosa, por lo que tiene la misma función que un agente espesante. Enriquece el sabor y agrega más beneficios para la salud.

Lo complicado de este método es la temperatura. Muchas personas terminan teniendo huevos revueltos en su salsa, mientras que otras encuentran el huevo poco cocido.

Una yema de huevo estándar contiene los siguientes nutrientes:

  • 55 calorías
  • 2,70 g de proteína
  • 4,5 g de grasa
  • 184 mg de colesterol
  • 0,6 g de carbohidratos
  • 0,10 g de azúcar

Qué preparar:

  • Una o dos yemas de huevo si es necesario
  • Un tazón
  • Un batidor
  • Un cucharón y una cuchara

Instrucciones:

Paso 1: Pon la salsa en la estufa y deja que se cocine a fuego lento. Tenga mucho cuidado con el calor, o de lo contrario cocinará demasiado el huevo.

Paso 2 : Agrega una yema de huevo al bol y bátelo bien.

Paso 3 : Usa el cucharón para sacar un poco de salsa picante y agregar al bol. Mézclalo con el huevo hasta que esté completamente combinado.

Paso 4 : Vierta la mezcla en la salsa y revuelva para mezclarlos todos.

Paso 5 : Deja que se cocine por más tiempo hasta que espese.

¿Cómo puedo evitar una salsa de espagueti acuosa?

Hay varios consejos que pueden ayudarlo a alejarse de una salsa blanda y líquida y garantizar una salsa de espagueti espesa y sabrosa.

Elija las variedades de tomate adecuadas

Como salsa a base de tomate, el tipo de tomate utilizado afectará directamente el resultado final de la salsa de espagueti.

Algunos tipos de tomates liberan demasiado jugo. El exceso de líquido proveniente de los tomates no solo causa una salsa líquida, sino que también hace que tenga un sabor insípido. Por lo tanto, debes elegir variedades con más pulpa.

Los tomates con baja acidez y pocas semillas también son mejores opciones para hacer una salsa aterciopelada y sabrosa.

Las mejores variedades de tomate para una salsa de espagueti de sabor y apariencia increíble son San Marzano y Roma; ambos tienen sabores dulces, pulpa espesa y menos semillas.

Preste atención al método de cocción

¿Te preguntas por qué usar los mismos ingredientes pero otros salen con salsa espesa mientras que el tuyo es aguado? Lo que marca la diferencia es el método de cocción, el saber hacer de la cocina que hace que un plato brille de verdad. Los siguientes consejos te ayudarán a hacer una salsa de espagueti sabrosa con un grosor maravilloso.

Procesado de los tomates

También puede reducir la cantidad de exceso de líquido cortando los tomates en trozos más grandes. Los trozos más grandes permiten que salga menos jugo en el proceso de cocción. Algunas personas incluso asan tomates de antemano, les quitan la piel y les quitan las semillas.

Los tomates frescos contienen ciertas enzimas que pueden descomponer cualquier agente espesante, lo que luego hace que la salsa se separe. Por lo tanto, se recomienda cocinar los tomates frescos a fuego alto primero para desactivar esas enzimas.

También puede usar tomates enlatados para hacer salsa para espaguetis. Son súper convenientes, menos desordenados e incluso le ahorran mucho tiempo para la preparación y garantizan un sabor no menos rico que los frescos.

Con los tomates enlatados, debes exprimir el líquido de la parte sólida antes de usarlo en la salsa. Esto reducirá prácticamente el agua y hará que la salsa sea más espesa y acelerará el proceso de cocción.

Escurrir espaguetis

A veces, la salsa parece lo suficientemente espesa en la cacerola, pero aún no se adhiere ni se pega a los espaguetis cuando la sirven en el plato. Esto se debe a que los espaguetis no se escurren correctamente.

Después de blanquear, debe escurrir los espaguetis con una canasta de pasta o un colador de malla. Dale una buena sacudida para reducir el agua. Pero no lo enjuague con agua. El enjuague eliminará el almidón que se adhiere a los espaguetis y luego lo hará resbaladizo para que la salsa se adhiera.

Además, no debe servir espaguetis y la salsa por separado. Después de escurrir, vierta los espaguetis directamente en la cacerola; esto permitirá que la salsa cubra maravillosamente los espaguetis y agregue más sabores.

Preguntas frecuentes

Estoy seguro de que esta publicación ya ha proporcionado mucha información útil para sus maravillas. Sin embargo, puede que no sea exactamente lo que está buscando. Por lo tanto, para dar una respuesta adecuada a sus preguntas específicas, he reunido las preguntas más frecuentes sobre el espesamiento de la salsa de espagueti.

¿La salsa de espagueti necesita ser espesa?

Depende del tipo de salsa o de las preferencias de la gente. La salsa marinara es tradicionalmente fina con un sabor fresco. A menos que no esté demasiado aguado, no es necesario que lo espese.

Una buena salsa debe ser lo suficientemente espesa como para adherirse a los espaguetis. De esta manera, debería formar una capa alrededor de los espaguetis y hacer que el plato sea más atractivo. La salsa más espesa definitivamente sabe más deliciosa y complementa mucho mejor los espaguetis.

¿Puedo usar harina para espesar la salsa de espagueti?

Si totalmente. La harina tiene el mismo poder espesante que la maicena. Con harina, debe usar el doble de la cantidad de maicena necesaria si desea obtener el mismo efecto.

Si usa harina, mézclela con agua o con mantequilla / grasa en partes iguales para crear un roux. Agréguelo gradualmente a la salsa y revuélvalo con frecuencia hasta que esté completamente combinado. Al igual que la maicena, también produce un resultado inmediato.

Sin embargo, debes tener en cuenta que la harina no es libre de gluten, por lo que no es una opción sólida para quienes tienen intolerancia o sensibilidad al gluten.

¿Cómo espesar la salsa de espagueti en una olla de barro?

Para la salsa de espagueti en una olla de cocción lenta, le recomiendo que use el método de cocción a fuego lento a fuego lento. Retire la tapa para dejar que la salsa hierva a fuego lento durante un tiempo (generalmente de 15 a 30 minutos). También puede dejar que se cocine en 4-5 horas, y producirá sabores increíblemente enriquecidos.

También puede agregar una mezcla de almidón de maíz, pasta de tomate para espesarla rápidamente si no quiere esperar tanto tiempo

¿Cómo espesar la salsa de espagueti en una olla instantánea?

Con una olla instantánea, puede agregar la lechada de maicena y luego cocinarla a fuego medio o girar el botón de saltear durante unos 10 minutos. También puede agregar salsa de tomate para impulsar el proceso y aumentar los sabores.

¿Se espesará la salsa de espagueti cuando se enfríe?

Sí. La salsa de espagueti contiene una cierta cantidad de grasa de la carne u otros productos lácteos que le agregue. Por lo tanto, se volverá más espesa cuando se enfríe.

Mi método elegido

Cada método que he mencionado seguramente le dará un resultado efectivo. Prefiero seguir con un método de cocción a fuego lento porque me garantiza que no hay cambios en los sabores de la salsa, incluso añadiéndoles profundidad con una cocción más prolongada.

Espero que esta publicación te proporcione toda la información que necesitas. ¿Alguna vez ha probado alguno de esos métodos de espesamiento? ¿O conoce otros métodos de espesamiento que ofrecen un gran sabor y apariencia? Me encantaría aprender de su experiencia y resultados en la sección de comentarios a continuación. ¡Y no olvides compartir esta publicación con tu familia y amigos!


Además de descubrir cómo espesar la salsa de los espagueti, a continuación pudes ver más temas relacionados de solucionatuspreguntas.com relacionado con este artículo: